Lo leí en un libro

____.._________..____________..___________
-" Cuanto menos astuto te consideren los demás, más cosas revelarán en tu presencia."
-Leyendas de los Otori (El suelo del ruiseñor)- Lian Hearn
-
_______...____________...__________..._____

sábado, 22 de octubre de 2011

El error azul

De Javier Lorenzo


«Ninguna mujer es culpable de que la amen dos hombres a la vez.» Con esta frase se presenta una historia de amor y venganza desatados antes la guerra civil española que podrán ser vividos a través de las páginas del libro.


Éste es el comienzo de una preciosa novela que aúna lo terrible de la guerra con lo maravilloso del amor. El odio de dos hombres que aman a la misma mujer y a los que la guerra y su ideología han situado en bandos distintos frente a la delicadeza de los sentimientos puros y la admiración por la belleza. Amelia siempre fue una niña diferente a las demás. Para sus padres, temerosos de Dios y cumplidores de las estrictas normas sociales, esta diferencia se convirtió en un quebradero de cabeza. Sin embargo, para Martín, sobrino del boticario, y para Alberto, hijo del alcalde, Amelia era un ser perfecto, en sus formas y en su carácter. Con el tiempo, ella se decantó por Martín, el rebelde, ateo e inconformista. Y Alberto, ya convertido en el temido teniente Recuero, dedicó su vida y su carrera militar a destrozar la vida de Martín. La guerra civil se lo puso fácil, pues estaba en el bando ganador, y Martín, aunque casado con Amelia, no pudo compartir lecho con ella pues se vio obligado a vivir escondido en un hueco de la pared, oculto tras una cómoda del dormitorio. El teniente Recuero, aprovechando la presunta soledad de Amelia, no dejó de cortejarla mientras, a escondidas, ordenaba a sus hombres que la torturasen por si sabía algo de Martín. De los cortejos Amelia obtuvo un extraño regalo: un sello de valor incalculable que no podría vender sin la autorización de Alberto. Era su prueba de amor. De las torturas, Amelia obtuvo muchos golpes, mucho miedo y una preciosa cabeza rapada al cero. Era su prueba de odio. Mientras Martín se consumía oculto tras la cómoda, contemplando los cortejos y las torturas. Hasta que por fin a Amelia le llegó la hora de su venganza. (sinopsis obtenida de Lecturalia)

otros datos:


El libro se encuentra disponible en su versión on-line Aquí 

viernes, 14 de octubre de 2011

La horca del pirata

De Jorge Eslava


Este fin de semana es idóneo para aventurarse con la nueva historia presentada por Jorge Eslava, La horca del pirata.


Un profesor de historia nunca imaginó que, al tomar una astilla de madera de una de las vigas del museo de la Santa Inquisición, estaría sellando su destino; vivirá una gran aventura al lado de John Oxenham, un pirata que fue juzgado en Lima en el s. XVI y que buscará su ayuda para terminar un asunto pendiente.

Es realmente una historia fácil de seguir  sobre todo la forma en que se presenta, es decir como una vivencia que hace años atrás le causó gran impresión por no decir que lo espanto por completo y que logró dejar una huella en su vida. Lo cotidiano de su trabajo como profesor de historia se ve entrelazado con el relato principal al encontrarse con el pirata John Oxenham quien busca terminar un asunto pendiente.

Aquí un fragmento e la obra, 


(...)Pero de todas mis explicaciones en clase, las que más llamaron la atención de mis alumnos fueron las referidas a los métodos de tortura aplicados por la Santa Inquisición. Quizás convenga advertir que en mis clases acostumbro a hacer  un poco de teatro: exagero y dramatizo cada episodio para hacerlo más emocionante. Los profesores sabemos qué provechosos son estos recursos. En el caso de la Inquisición, empecé mi actuación con una denuncia por hereje a un protestante extranjero —aproveché la participación de un alumno—, a quien sometí a juicio con todas las de la ley y terminé arrojando a la hoguera sin la mínima misericordia. Y concluí: «Así ocurrió con el francés Mateo Salado, el primer condenado al quemadero por tener creencias contrarias al dogma católico. Se alucinaba santo: pronunciaba sermones, repartía catecismos y hasta llegó a vender sus calzones como reliquia. Según consta en el Auto de Fe del 15 de noviembre de 1573».

puedes encontrar algunas páginas AQUÍ , gracias a Alfaguara


lunes, 10 de octubre de 2011

El bebedor de lágrimas


De Ray Loriga
El comienzo de una nueva serie ya ha sido publicada aunque solo en España, habrá que esperar a ver cuando se publicará en américa latina. hasta que eso suceda veamos de que va el libro:

DICEN QUE HACE UNOS CIEN AÑOS, una chica prometida en matrimonio fue engañada por un falso enamorado para ser luego burdamente despreciada.
DICEN TAMBIÉN QUE SUS LÁGRIMAS trajeron hasta ella a su pretendiente, que vengó la afrenta matando al traidor antes de despedirse de su amada.
Y DICEN QUE, DESDE ENTONCES, el Bebedor de Lágrimas vaga aún como alma en pena arrastrando su espada por entre los olmos con el propósito de vengar a toda chica engañada.
ESO DICEN… aunque a sus dieciocho años, Adela no cree en fantasmas, ni en leyendas de nobles húngaros, ni en maldiciones eternas. Recién llegada a la universidad de Carnwell, está felilz y desea coger las riendas de su vida. Pero la muerte se cierne como una pesadilla sobre el campus y trae consigo el eco de una maldición extraña.

si aun tienes dudas sobre el libro puedes estar seguro que hasta ahora tiene buenos comentarios. confírmelo aquí 

chocolate caliente para el alma de los adolescentes

hoy es un buen día para otro chocolate caliente, y esta vez acompañada de esta historia:

Mi primer beso, y algo más


Yo era una adolescente muy tímida y también lo era mi primer novio. Cursábamos el bachillerato en una ciudad pequeña y llevábamos seis meses de novios. El noviazgo consistía sobre todo en tener las manos húmedas de tanto tomárnoslas, realmente ver películas de vez en vez de besuquearnos, y hablar boberías. En muchas ocasiones estuvimos a punto de besarnos- ambos teníamos unas ganas tremendas de hacerlo- pero ninguno tenía el valor de tomar iniciativa.
Por fin él decidió lanzarse al ruedo un buen día, mientras estábamos sentados en el sofá de la sala de mi casa. Cuando decidió arrimarse estábamos hablando del calor que hacia (¡en serio!). Como me tapé la cara con un cojín para bloquear el avance, ¡él termino besando un pedazo de tela floreada!
Yo deseaba mucho ser besada, pero estaba demasiado nerviosa para dejar que él se acercara. De modo que me corrí hacia el otro extremo del sofá y él siguió mi ejemplo. Luego nos pusimos a hablar de la película y él hizo su segunda intentona. Lo volví a bloquear.
Llegue al final del sofá. Él también. Volvimos a entablar conversación. Cuando hizo su tercera intentona… me levante. Parecía tener resortes en las piernas.
Me fui al portón de entrada, me recosté contra la pared, cruce los brazos y le dije con impaciencia: “bueno, ¿al fin me vas a besar, o no?”.
“¡claro!”, contesto. Así que me pare derechita, cerré los ojos, fruncí los labios, y levante el rostro. Esperé… y me quede esperando (¿por qué no me besaba?) abrí los ojos; y en ese momento se me venía encima. Sonreí.
¡ME BESÓ LOS DIENTES!
Pude haberme muerto.
Él se fue.
Muchas veces me pregunte si él les había contado a sus amigos acerca de nuestro infortunado encuentro romántico. Como yo era extremada y dolorosamente tímida, termine escondiéndome durante los siguientes dos años, lo que dio por resultado que no volviera a salir con ningún muchacho durante el resto del bachillerato. De hecho, si llegaba a verlo a él o a cualquier otro chico buen mozo mientras caminaba por los pasillos del colegio, me escondía en el primer salón que encontraba, hasta que hubiera pasado. ¡Y eso que los conocía a todos desde el jardín infantil!
En mi primer año de universidad decidí dejar de lado la timidez de una vez por todas. Deseaba aprender a besar con desenvolvimiento y donaire. Lo logré.
En la primavera regrese a casa. Decidí concurrir al café bar que estaba de moda, y al entrar me encontré ni más ni menos que con mi antiguo amigo del beso en los dientes, sentado en una de las butacas del bar. Me acerque a él y le di una palmadita en el hombro. Sin remilgo alguno, lo tome entre mis brazos, lo recosté sobre el espaldar de la butaca y le di un apasionado beso. Enderece la butaca y lo mire victoriosamente a los ojos, diciéndole al mismo tiempo: “¿Y qué opinas de eso?”.
Él se limito a señalar a la mujer que estaba a su lado:”Juana María, te presento a mi esposa”, dijo.
Mary Jane West-Delgado

jueves, 6 de octubre de 2011

Mi libro de magia

De Antonio Morales Jara



Empezar un nuevo mes con una nueva publicación, ahora llego el turno de la magia, aventuras, sueños y fantasía que nos trae Antonio Morales Jara, la primera publicación de su libro fue en el año 2010 aunque nunca es tarde para revivir las historias encarnadas entre las páginas de su libro.
aquí la sinopsis de este ejemplar que también lo puedes encontrar en su blog personal.

"Esta novela nos trae la historia de Augusto un chico intrépido, romántico y poseedor de una gran imaginación que vive en el mítico Anchoajo, al cual baña las tibias aguas del río Huallaga en la amazonia del Perú. Pero su  vida cambiara cuando se le ocurre escribir un libro, aunque inicio como un diario, de esos en los que anotan  los sucesos de su vida diaria o al menos escribir las ocurrencias más resaltantes de los días para conservarlas mejor. a medida que escribe va formando su propio libro de historias que él ha creado en largos periodos de pasión, alucinación e ilusión.
    Todo estaba bien pero tras la muerte de su padre, la hechicera Atanué Carrel logra dar vida a ese libro y entonces cada historia allí escrita empieza a cobrar vida, como un juego de doble sentido en los sueños de Augusto, en los que participan sus amigas de escuela, Micaela y Almudena además de un simpático e irónico de  ser, que es Ricardo, un duende de las selvas que se les une, acompañándolos en las muchas aventuras que vivirán en Anchoajo y en lugares tan remotos como Francia y la Antártida.
    La hechicera está empeñada en conseguir a toda costa el libro de magia de Augusto para cambiar su final. Solo así podrá dejar de existir en los sueños y volver al mundo real pues tiene planeado luego, realizar un conjuro para que la tierra esté maldita por cien años. Augusto lo sabe bien y por eso no permitirá que ella se apodere del libro. Cuenta para ello, con la ayuda de la Dama del Zenalés, las Abejas Africanas, las Libélulas Gigantes, Orlando, el anciano naviero francés Théophile Gautier y muchos otros más...

      Revela a través de estas mágicas páginas, un mundo que hasta la publicación de esta obra había estado oculto a nuestros ojos y, descubre el comienzo de una trilogía donde todo ocurre que hasta tus propios sueños se pueden volver realidad."

si quieres acompañar a Augusto en sus aventuras, solo sigue el siguiente enlace:
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...